Con los años, la movilidad de las personas se va reduciendo hasta producir diferentes patologías relacionadas con esto. Por eso, te proponemos siete ejercicios de equilibrio diarios para mejorar la movilidad. 

  1. Con el ejercicio de alcance gradual de pie, te ayudará a juntar más los pies, a alcanzar cosas mientras das unos pasos y estar de pie en superficies más blandas.
  2. Con el segundo ejercicio, dar pasos en diferentes direcciones, conseguirás dar pasos más largos y más rápidos, además de pasos sobre obstáculos.
  3. El siguiente es caminar. Caminar en diferentes superficies o direcciones, alrededor de obstáculos, de puntillas o talones, y a distintas velocidades.
  4. Para avanzar en movilidad, puedes probar a levantarte y sentarte en distintas sillas sin usar las manos. Si no notas dificultades, incluso puedes ir añadiéndole distintos pesos poco a poco.
  5. La elevación de talones te ayudará a estabilizar más tu cuerpo y mantenerte arriba más tiempo. Puedes ir añadiendo pesos y elevar tu cuerpo con una pierna para progresar más rápidamente.
  6. Este ejercicio consiste en subir escalones de frente y lateralmente, disminuyendo el apoyo de las manos y variando la altura de los escalones a subir.
  7. El último, también en escaleras, propone realizar sentadillas mientras las bajas. Se empieza pegado a la pared y poco a poco te vas alejando, mientras mantienes la sentadilla más tiempo y disminuyes el uso de las manos.

Tras probar estos ejercicios, notarás los beneficios en el progreso en la movilidad de tu cuerpo, ayudándote con los posibles trastornos del movimiento.

¿A qué estás esperando?